Hace unas semanas comentábamos sobre la ‘Cena por Quiero Estudiar’ y la organización del evento puede dar parte de buen logro, ya que reunió a más de 400 filántropos quienes demostraron su compromiso con la educación de las futuras generaciones.

Las donaciones recaudadas, que llegaron a los $2.600 millones, financiarán los estudios completos de pregrado de 60 jóvenes de excelencia académica, y bajos recursos, en la Universidad de los Andes.

La tercera versión de la ‘Cena por Quiero Estudiar’ logró reunir a más de 400 filántropos y recaudar donaciones por $2.600 millones, dinero que financiará la carrera completa de 60 jóvenes talentosos, sin recursos económicos suficientes, que deseen estudiar en la Universidad de los Andes.

El evento, creado e impulsado por el presidente de Colpatria Eduardo Pacheco, y organizado por la Vicerrectoría de Desarrollo y Egresados de los Andes, es una de las iniciativas filantrópicas más importantes de Colombia dirigida a promover el acceso a la formación universitaria de alta calidad.

“Logramos la meta propuesta de convocar a 400 colombianos, lo cual nos demuestra que en el país existen personas que se preocupan por el bien común. Estamos convencidos de que la educación transforma la sociedad”, dijo el empresario durante la cena, que tuvo lugar este miércoles 31 de mayo en el Country Club de Bogotá.

El programa de becas Quiero Estudiar, creado en 2006, ha recibido, a lo largo de una década, aportes de más de 6.000 donantes. A la fecha, ha beneficiado a 1.853 estudiantes.

“Nos satisface que el mérito del aspirante sea la llave que le abre la puerta al programa, cuyo pilar es la solidaridad… Anhelamos un país que ofrezca más oportunidades a sus ciudadanos”, agregó Pacheco.

Hoy, el 14 % de los jóvenes becarios ha egresado de la Universidad con honores: 22 son Summa Cum Laude, 7Magna Cum Laude y 54 Cum Laude. Cada año, cerca de 120 estudiantes se convierten en beneficiarios de Quiero Estudiar.

Maicol Smith Garcés, egresado de Ingeniería Electrónica e Ingeniería de Sistemas, y graduado con honores (Summa Cum Laude), es parte del primer grupo de beneficiarios del programa. Terminó sus estudios con un promedio de 4,68. Fue uno de los líderes técnicos de la famosa aplicación Tappsi.

El apoyo financiero que le brindó el programa, sumado al subsidio de alimentación, transporte y fotocopias que le otorgó la universidad, y la oportunidad de obtener recursos adicionales a través de monitorias pagas, le permitió sacar su carrera adelante e, incluso, aportar económicamente en su casa.

“Quiero Estudiar cambió mi futuro y el de mi entorno, pues logré sacar mi carrera adelante en la mejor universidad del país. Como beneficiarios de Quiero Estudiar, haremos todo lo que esté a nuestro alcance para que otros jóvenes puedan desarrollar, como nosotros, su talento en los Andes. Nuestro compromiso es ser solidarios con las generaciones que vienen detrás, a través de nuestras donaciones”, dijo Maicol.

Por su parte, el rector de los Andes, Pablo Navas, puntualizó que “el éxito en esta convocatoria es una sentida manifestación de respaldo a la Universidad en su objetivo de ser más incluyente… Estamos a punto de que Uniandes no solo sea reconocida por sus resultados académicos sino por la reciprocidad y solidaridad de sus estudiantes y egresados”.

Comentarios

Related Post