Si usted es un empresario o tiene a su cargo el hacer el sitio web de su empresa, suponemos que ya debe estar obsesionado con querer hacer un sitio web en el que se realicen los millones de pedidos de su producto con el que todo empresario sueña al crear cualquier idea de negocio. Pues para que esto pase ya no es necesario que piense en palabras clave para lograr que los motores de búsqueda, olvídese de que su marca deba contener esa palabra clave para que sea más vendido y otro montón de historias que he escuchado en los años que llevo de consultoría digital.

Desde el año 2009 Google y la mayoría de los motores de búsqueda del mundo han dejado de indexar los sitios web teniendo en cuenta los ‘keywords’ o palabras clave de un sitio web, sobre todo porque algunos usuarios llegaron a publicar hasta 3000 palabras clave relacionadas con productos, servicios y medios digitales, generando que los usuarios desprevenidamente tuvieran muy malas experiencias relacionadas con la búsqueda en estos servicios. Así que señor empresario, las palabras clave como las conoció, ya no son parte de su negocio en lo digital. Son importantes, pero ya no se usan como usted cree.

Ahora los motores de búsqueda trabajan a través de algoritmos que cruzan sus búsquedas privadas, las búsquedas de los demás usuarios y los que están por fuera del territorio en el que está buscando para asignar la relevancia de un sitio web, así para un colombiano los resultados de búsqueda sobre la misma palabra clave serán muy diferentes con respecto a un venezolano o un argentino, ya que los propios usuarios van segmentando la información de forma natural generando relevancia.

Entonces, ¿qué debe hacer un empresario que tiene un inventario de 10 productos (10 links), los vende a través de una tienda virtual, paga un hosting mensual, sistema de transacciones en línea, un webmaster, un community manager y un gerente de mercadeo para generar más ventas digitales, pero no está vendiendo? Aparte de tener que reducir su plantilla de personal, debe hacer una estrategia digital que sea mucho más conveniente y que se ajuste a la realidad actual.

Aunque no parezca, el escenario anterior es más común de lo que creen muchos, ya que muchos empresarios han asumido esta clase de estructuras de empleados de libros y tendencias que trataron de implementar lo que se hacía el siglo pasado a lo que conocemos ahora.

Conozco empresarios que tienen su sitio web hace años y desde el mismo mes que lo pusieron en funcionamiento, no han generado una sola venta aunque en su sitio publicó la misión y la visión de la empresa, todos los productos a la venta, que puso en las fotos de producto los logos de la empresa, y lo más importante, puso la dirección de su sitio web en las tarjetas y brochures. Es decir, hizo todo lo normal para que entraran a visitar su sitio web pero no está vendiendo.

Si quiere que esto ocurra, tendrá que empezar a planificar mejor su sitio web y pensar en un plan a corto plazo y otro a largo plazo. El corto plazo es lograr que su sitio web venda, para esto no es necesario rediseñar su sitio web, pero si promocionarlo a través de pauta digital (Google Adwords, Facebook Ads, Bing Ads, Linkedin Ads, etc), lo que requiere una inversión que deberá ser medida y pensada antes de realizarse, aunque usted quiera aparecer en los primeros resultados de búsqueda con su producto, puede que esa no sea la mejor idea para atraer clientes a su nuevo sitio web.

En el largo plazo el mejor plan es el SEO (Search Engine Optimization), un plan que debe ser creado para su sitio web con diferentes elementos, no se trata de hacer o publicar palabras clave en un sitio web, sino de pensar cómo vender mejor su negocio, de mostrar bien lo que diferencia su negocio, de ser práctico y de dar información útil al usuario, es más, en este plan no es necesario pensar en diferenciarse con menores precios, sino con servicio y calidad.

¿Mi gerente de mercadeo debe saber SEO?

No, su gerente de mercadeo debe saber hacer mercadeo y tener claro el plan de mercadeo a desarrollar. El equipo que tenga este gerente será el que deba ayudar a determinar la estrategia de posicionamiento en lo digital. Lo que si debe saber su gerente es determinar cuáles son los datos relevantes para su negocio (KPIs), cómo los va a medir y qué clase de estrategias puede implementar para ir mejorando en el tiempo los resultados que están buscando al utilizar un plan de mercadeo digital.

Su gerente de mercadeo no debe saber HTML o de diseño para móvile, pero si debe saber para qué sirve y cómo lo puede utilizar para mejorar la presencia de su negocio en la web.

¿De dónde surge el término SEO (Search Engine Optimization)?

Los primeros buscadores surgieron a principios de los 90 y hasta que Google apareció en 1996 se crearon muchos, entre ellos Yahoo; entonces fue cuando comenzó el boom de las páginas web y la gente se dio cuenta que realmente se podía ganar dinero con ellas. Fue entonces cuando de manera obvia llegaron a la conclusión de que necesitaban atraer tráfico y ¿cuál era el mejor método de atraer tráfico?, efectivamente, los motores de búsqueda. En ese preciso momento los dueños de las webs empezaron a pensar cómo podrían alcanzar las primeras posiciones… ¡el SEO había nacido!

El SEO se centra en los resultados de búsqueda órganicos, es decir, lo que no son pagados:

resultados organicos
Pero bueno, vayamos a lo que importa y la razón por la que estamos escribiendo este título.

¿Si pongo muchas palabras clave, estoy haciendo SEO?

Según Wikipedia, el SEO es: El posicionamiento en buscadores u optimización de motores de búsqueda es el proceso de mejorar la visibilidad de un sitio web en los resultados orgánicos de los diferentes buscadores. También es frecuente nombrarlo por su título inglés, SEO (Search Engine Optimization).

El SEO es una de las “disciplinas” digitales que más ha cambiado en el tiempo, ya que Google, quien ha sido el más innovador en la forma en que se realizan las búsquedas sobre la internet, ha lanzado cambios sobre sus algoritmos que han afectado a sitios web que hace unos años recibían tráfico orgánico y que ahora, con estas nuevas reglas desmejoraron su posicionamiento ante las peticiones del usuario. Ahora con el SEO se persigue lo que el propio Matt Cutts califica como “Search Experience Optimization” o lo que es lo mismo, todo por el usuario.

Aunque existen miles de factores en los que un motor de búsqueda se basa para posicionar una página u otra se podría decir que hay dos factores básicos: la autoridad y la relevancia

  • La Autoridad es básicamente la popularidad de una web, cuanto más popular sea una página o una web más valiosa es la información que contiene. Este factor es el que un motor de búsqueda tiene más en cuenta dado que se basa en la propia experiencia del usuario, cuanto más se comparta un contenido es que a más usuarios les ha parecido útil. También cuentan factores como mención del link y otros datos relevantes pero no para este momento.
  • La Relevancia es la relación que tiene una página frente a una búsqueda dada, esto no es simplemente que una página contenga un montón de veces el término buscado (en los comienzos era así pero ya no más, recuerde que esto cambió), sino que un motor de búsqueda se basa en cientos de factores on-site para determinar esto.

A su vez el SEO ahora se puede dividir en dos grandes grupos: el SEO on-site y el SEO off-site.

  • On-site: El SEO on-site se preocupa de la relevancia, asegurándose de que la web está optimizada para que el motor de búsqueda entienda lo principal, que es el contenido de la misma. Dentro del SEO On-site incluiríamos la optimización de keywords, tiempo de carga, experiencia del usuario, optimización del código y formato de las URLs.
  • Off-site: El SEO off-site es la parte del trabajo SEO que se centra en factores externos a la página web en la que trabajamos. Los factores más importantes en el SEO off-site son el número y la calidad de los enlaces, presencia en redes sociales, menciones en medios locales, autoridad de la marca y rendimiento en los resultados de búsqueda, es decir, el CTR que tengan nuestros resultados en un motor de búsqueda. Ahora, si esto le parece muy denso para entender, le recomendamos busque un profesional que le ayude a ver mejor su problema y le ayude a integrar su estrategia online.

¿El SEO es lo primero que debo hacer en mi sitio web?

La razón más importante por la que es necesario el SEO es porque hace más útil tu página web tanto para los usuarios como para los motores de búsqueda, aunque estos últimos cada día son más sofisticados, aún no pueden ver una página web como lo hace un humano. El SEO es necesario para ayudar a los motores de búsqueda a entender sobre qué trata cada página y si es o no útil para los usuarios.

Ahora pongamos un ejemplo para ver las cosas más claras:

Tenemos un comercio electrónico dedicado a la venta de libros infantiles, pues bien, para el término “dibujos para colorear” hay unas 673.000 búsquedas mensuales, suponiendo que el primer resultado que aparece tras hacer una búsqueda en Google obtiene el 22% de clics (CTR = 22%), obtendríamos unas 148.000 visitas al mes. Esto en el mejor de los casos y suponiendo que lleguemos a los primeros lugares de búsqueda. Recuerde que al mismo tiempo que usted lee esto, otros cientos de empresarios también tienen el mismo objetivo y el mismo sueño que usted. Mercado libre es competencia, sana competencia y eso también es SEO.

Ahora bien ¿cuánto valen esas 148.000 visitas? Pues si para ese término el costo promedio por click (CPC) es de COP$200 estamos hablando de más de COP$300.000 al mes. Esto solo en Colombia, si tenemos un negocio orientado a varios países, cada hora se realizan 1,4 billones de búsquedas en el mundo, de esas búsquedas, un 70% de los clics son en los resultados orgánicos y el 75% de los usuarios no llegan a la segunda página; si tenemos en cuenta todo esto, vemos que son muchos clicks al mes para el primer resultado. Nos haremos millonarios! Pero la verdad es que esto no es tan sencillo como lo estamos pintando.

El SEO es la mejor manera de que los usuarios más relevantes para su negocio lo encuentren a través de búsquedas en las que su página web es relevante, estos usuarios buscan lo que les ofrece su negocio y la mejor manera de llegar a ellos es mediante un motor de búsqueda.

¿Debo llegar al primer resultado en cuanto tiempo? Si el dominio está indexado y rastreado por Google

El funcionamiento de un motor de búsqueda se puede resumir en dos pasos: rastreo e indexación.

Rastreo

Un motor de búsqueda recorre la web rastreando con lo que se llaman bots, estos bots recorren todas las páginas a través de los enlaces (de ahí la importancia de una buena estructura de enlaces) al igual que haría cualquier usuario al navegar por el contenido de la Web, pasan de un enlace a otro y recopilan datos sobre esas páginas web que proporcionan a sus servidores. El proceso de rastreo empieza con una lista de direcciones web de rastreos anteriores y de sitemaps proporcionada por otras páginas web. Una vez acceden a estas web, los bots buscan enlaces a otras páginas para visitarlas. Los bots se sienten especialmente atraídos por los sitios nuevos y a los cambios en las web existentes.

Son los propios bots los que deciden qué páginas visitar, con qué frecuencia y cuánto tiempo van a rastrear esa web, por eso es importante tener un tiempo de carga óptimo y un contenido actualizado.

Es muy común que en una página web se necesita restringir el rastreo de algunas páginas o de cierto contenido para evitar que estas aparezcan en los resultados de búsqueda. Para esto se le puede decir a los bots de los motores de búsqueda que no rastreen ciertas páginas a través del archivo “robots.txt”.

Indexación

Una vez que un bot ha rastreado una página web y ha recopilado la información necesaria, estás páginas se incluyen en un índice donde se ordenan según su contenido, su autoridad y su relevancia; de este modo cuando hagamos un consulta al motor de búsqueda le resultará mucho más fácil mostrarnos los resultados que están más relacionados con nuestra consulta.

Al principio los motores de búsqueda se basaban en el número de veces que se repetía una palabra en una página, al hacer una búsqueda rastreaban en su índice esos términos para encontrar qué páginas los tenían en sus textos, posicionando mejor la que más veces lo tenía repetido. Actualmente, los motores de búsqueda son más sofisticados, y basan sus índices en cientos de aspectos diferentes como la fecha de publicación, si contienen imágenes, vídeos o animaciones, microformatos, etc. Ahora dan más prioridad a la calidad del contenido.

Una vez que las páginas son rastreadas e indexadas, llega el momento en el que actúa el algoritmo: los algoritmos son los procesos informáticos que deciden qué páginas aparecen antes o después en los resultados de búsqueda. Una vez realizada la búsqueda, en cuestión de milisegundos, los algoritmos son capaces de buscar en los índices y saber cuáles son las páginas más relevantes teniendo en cuenta los cientos de factores de posicionamiento.

Más información

Si quieres seguir investigando sobre los procesos de un motor de búsqueda te pueden interesar estas páginas:

Comentarios

Related Post